El Médium oficial de Gobierno y el nuevo rey de los chocolates del puerto

En una visita relámpago y sin mucha bulla el Ministro de Economía se paseó por Valparaíso la semana pasada. Durante su estadía anunció que se licitaría el frente de atraque Nº2, se prolongaría el sitio Nº3 en 120 metros y se construiría el Mall.

Por lo visto, Longueira se cree Biministro, ya que para el sentido común debiese ser el Ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, quien anuncie por enésima vez que se construirá tanta obra para nuestra ciudad, que en definitiva han sido un cúmulo de mentiras para lograr algún voto, como siempre proyectos sin visación de impactos ambientales, de transporte y otras yerbas administrativas. El otrora representante de la salvación política del actual gobierno se tira al agua, con tan importante notición.

Una cosa es creerse iluminado y la otra, es estar mentalmente desequilibrado, claro que eso no sería novedad, después de sus últimas conversaciones con el difunto Guzmán, evidentemente, que esa es la mirada sarcástica, fácil y poco inteligente.

Más bien, acá existe un plan bien urdido que debe asegurar no abrir más escenarios conflictivos, ahora que la clase política está a punto de llegar a acuerdos con el tema del Lucro y la Calidad de la Educación y por lo tanto la idea es poder entrarle a las municipales tranquilos, dejando aislados a los que ponemos los problemas reales sobre la mesa.

Longueira no es loco, se hace el loco y como no, si a lo que vino fue a calmar los ánimos de los trabajadores no solo portuarios, a quienes desde el 2007 les están ofreciendo mitigaciones por una supuesta licitación del Espigón, además de dar un golpe comunicacional, dado que aumenta cada vez más la oposición al oscuro proyecto Barón. Se sacrifica el hombre cuando decide venir a hacer anuncios que demuestran que acá se hace lo que el centralismo decida y que los negociados entre el poder se respetan.

Que dirá Golborne ahora que el citadino parlante con seres del más allá se las da de experto en transporte e ingeniería portuaria, al igual que el nuevo "Rey de los Chocolates", el actual presidente de la Empresa portuaria de Valparaiso, el Señor Mujica.

Claro que no contaban con la aparición en escena de nuestra intelectualidad representada por Francisco Chisolfo y Maria Renee, que en una simple entrevista dominical desnudan “que la modalidad elegida para la expansión portuaria está obsoleta”. Después de esto podríamos decir que tanto el "Médium" oficial del gobierno y el "Nuevo Rey de los Chocolates", son unos mentirosos y chantas, que no tienen idea de lo que significa la logística de redes viales y que en definitiva no se puede licitar el espigón porque para construir un nuevo puerto en Valparaiso, debe abrirse un camino por donde sacar esa carga. Tampoco saben que estamos más allá de sus mezquinos intereses y que no los dejaremos que sigan ensuciando nuestra ciudad con sus malos gustos y negociados oscuros.

Otra vez están creando falsas expectativas en los trabajadores portuarios diciéndoles que recibirán indemnizaciones, para que nadie proteste y pelee por sus derechos laborales, los encantadores de serpientes no solo son de este gobierno, sino que tienen antecesores famosos que también creen que con un par de anuncios, detendrán a una ciudadanía que cada día se empodera de su real poder y se prepara para ejercerlo.

de Jorge Bustos

Añadir nuevo comentario