En San Joaquín hay presupuestos participativos, y en recreo alto se capacita al respecto.

En la Comuna de San Joaquín (Región Metropolitana) también los presupuestos participativos son una realidad desde al año 2006, alcanzando el año 2008 un monto del presupuesto municipal de 120 millones de pesos. Recalca una dirigente del sector, que este año 2009 no se aplicó esta metodología porque los dineros se ocuparon para pagar urgencias vinculadas a las remuneraciones de empleados municipales. Pero la decisión no la tomó el alcalde unilateralmente sino que la consultó previamente a los consejeros de los presupuestos participativos.
El modus operandi de los presupuestos participativos en San Joaquín no es distinto al de San Antonio (ver artículo en portal). El Alcalde, previo acuerdo del Concejo Municipal, anuncia oficialmente (en primavera) a la comunidad que comienza la discusión sobre proyectos que los vecinos crean importantes de financiar con fondos municipales. Se realizan en varios puntos de la comuna asambleas informativas donde participan funcionarios municipales y dirigentes sociales y en las cuales se invita a los vecinos a organizarse y levantar proyectos. El primer año (2006) se propusieron 400 proyectos...Indiquemos que el territorio de San Joaquín se divide en siete sectores y los fondos se distribuirán equitativamente en todos las áreas. Dentro de un plazo fijado en la convocatoria, los vecinos discuten y aprueban proyectos.
En una segunda etapa acontece la selección de los proyectos. El Alcalde convoca a votación libre e informada en un cierto día, en el cual los vecinos, por sectores, votan por el mejor proyecto y por un consejero comunal. En este período en el cual ocurre un verdadero aprendizaje social. Se genera debate, capacidad de negociación, compromiso y, en suma, se moviliza la población entera. Los diversos grupos alientan tal o cual proyecto generándose una rica esfervecencia social.
En la penúltima etapa se reunen los consejeros electos (uno por cierto número de votantes) para definir los proyectos a aprobar respetando el veredicto popular. Se produce aquí otro aprendizaje social: se conoce no tan sólo los proyectos de mi sector sino de toda la comuna con lo que se adquiere una visión de conjunto.
Finalmente, la ejecución de los proyectos (que se hagan en las condiciones previstas) la ciudadanía controla y puede hacer ver a las autoridades, a través de sus consejeros, los yerros en la ejecución.
De todo ello supimos gracias a que en el día de ayer se llevó a efecto la capacitación de dirigentes del sector de Recreo Alto, de Viña del Mar, en el marco del proyecto impulsado por la Junta de Vecinos del Cerro Concepción y Cooperativa Territorio Sur sobre difusión de los denominados "Presupuestos Participativos" que tanto éxito han tenido en comunas como San Antonio, Quillota en nuestra región de Valparaíso. La capacitación de ayer se realizó en la sede social de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Recreo de Viña del Mar y contó con el valioso patrocinio de esta Unión Vecinal.
La capacitación comenzó con la presentación de Ibán de Rementería (il cavaliere) quien se refirió a la importancia social, política y técnica que tiene la participación social en el plano de la información pero, especialmente, de la deliberación y resolución de temas de la ciudad. Le siguió Rubén Romero quien ofreció a los alumnos un marco introductorio del funcionamiento de las Municipalidades y cómo en ellas se inserta la herramienta de participación social denominada presupuestos participativos.

Añadir nuevo comentario