Extensión de muelle de TPS en Valparaíso operará desde 2013

Recibimos la siguiente información que la compartimos con ustedes.

Edición del 14 de Octubre de 201
La iniciativa, que requeriría una inversión cercana a los US$60 millones, permitirá a la concesionaria portuaria de los Von Appen recibir dos naves post panamax en forma simultánea.

Para el año 2013 estaría operativa la extensión en 120 metros del muelle de atraque del Terminal Pacífico Sur (TPS) –firma controlada por Ultramar, de los Von Appen–, concesionaria del Puerto de Valparaíso, proyecto que fue aprobado por la empresa portuaria estatal (EPV), donde faltaría sólo oficializar el nuevo contrato.

La iniciativa comenzaría su construcción el próximo año y requeriría una inversión cercana a los US$60 millones, trabajos que le permitirán a TPS la recalada de dos naves post panamax (de mayor tamaño) en forma simultánea, y no de sólo una como ocurriría en la actualidad.

Sobre este punto, el presidente de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), Alfonso Mujica, señaló que “dado el crecimiento de los barcos de hoy, los post panamax, con el muelle actual no caben dos de esas naves, por eso, de no agrandarse, disminuiría la capacidad de transferencia del terminal”.

Añade que el proyecto no busca aumentar la cantidad de carga, sino que reponer la capacidad de TPS “y si existe una mayor transferencia será marginal, porque tampoco tiene un crecimiento en área de respaldo. Esto se hace para mantener la operatividad del terminal”.

Del mismo modo, la compañía de los Von Appen fue autorizada para extender su período de concesión en Valparaíso en 10 años, por lo que se mantendría en el puerto de la Quinta Región hasta el 2029.

Otro proceso que mantiene ocupado a Mujica es la relicitación del terminal dos de Valparaíso, que en abril pasado terminara desierto, por lo que ahora buscan llevar un “proceso más flexible” que pueda ser atractivo para las posibles oferentes. Por eso lanzaron una licitación internacional, a fin de encontrar un banco asesor que los ayude a guiar el proceso, nombre de la empresa que debería conocerse en noviembre.

Sobre cuánto podría afectar a la relicitación la extensión concedida a TPS, el presidente de EPV señala que no existirán consecuencias, aunque “obviamente, al posible oferente le puede ser más atractivo tener un competidor que no puede operar más que con un solo sitio”.

Fuente: Estrategia

Añadir nuevo comentario