Monumentos protesta ante Alcalde

En una carta que se dirigió al 13 de enero pasado al Alcalde Jorge Castro, quedaría demostrado la voluntad del Consejo de Monumentos Nacionales de enderezar la política blanda que se ha tenido hasta ahora en la aplicación de las leyes de protección del patrimonio cultural de la ciudad, en especial dentro de las zonas llamadas típicas o pintorescas como los cerros Alegre y Concepción.  El organismo pide al alcalde "que se fiscalice con mayor acuciosidad los bienes protegidos por la presente ley", "que se ordene la demolición de las edificaciones no autorizadas que hayan generado un perjuicio ambiental" y que se adopten "las medidas administrativas para funcionarios responsables de daños patrimoniales". Bien parece que estos párrafos serían un coletazo de la pésima gestión de protección en la edificación de calle Papudo.

Lo notable de esta carta es que se individualizan concretamente las situaciones de mayor gravedad y urgencia, entre las que se encuentran dos inmuebles del cerro Concepción.

Primero, Pasaje Templeman Nº189, rol 3018-13, que figura a nombre de Francis Ridgway, donde se denuncia la ejecución de una terraza no autorizada y aplicación de color no autorizado. Cabe destacar que esta construcción no había sido autorizada por Monumentos Nacionales.

Segundo, Paseo Gervasoni Nº1, rol Nº92-5, aparentemente el Hotel Gervasoni, en el cual Monumentos Nacionales detectó la presencia de elementos no autorizados tales como aire acondicionados, chimenea y cartel luminoso de neón, pese a habérseles ordenado su eliminación.

Además, en la misma carta se denuncian al Alcalde otros inmuebles ubicados en las faltas del cerro: Cochrane Nº18 a 24, Prat Nº810, Esmeralda Nº1141 y Condell Nº148.

En síntesis, distinguidos lectores, no somos nosotros los únicos que lo estamos diciendo. La Dirección de Obras de la Municipalidad no está haciendo su trabajo.

Comentarios

¿Y a los quiltros apestosos y agresivos?

¡Quién o quienes le hincan el diente?

Parece un problem sin solución.

Al Consejo de Monumentos Nacionales no le preocupa el "entorno" de los edificios patrimoniales llenos de caca perruna, o es parte del "atractivo" turístico?

¿Quién protege a los ciudadanos, existirá por ahí, entre tanto funcionario apitutado algno dedicado a la "protección" de los que habitan los edificios patrimoniales?

Añadir nuevo comentario