Palacio Astoreca: Una derrota a medias.

El fallo sobre las obras del Palacio Astoreca se organiza con gran fidelidad con la tradición jurisdiccional del país en el sentido de evitar como sea posible trabas a la inversión inmobiliaria y proteger la propiedad privada.

Por Pablo Andueza:10 de Enero, 2012 00:01
Comentar La denuncia de la Junta de Vecinos del cerro Concepción por obras irregulares en el Palacio Astoreca fue rechazada por el Cuarto Juzgado Civil de Valparaíso hace algunos días. La disconformidad con los planos aprobados, según el parecer del juez, no era de tal envergadura como para justificar acogerla. Las alturas estaban ajustadas en general a lo aprobado; y la forma compacta del último piso que elimina la techumbre de dos aguas, infracción que hizo cambiar la fisonomía del edificio histórico, terminó siendo regularizada por el Consejo de Monumentos Nacionales en el mes de septiembre pasado.

Inmediatamente efectuada la denuncia en enero de este año, ya las arquitectos Adriana Germain y Macarena Fredes (ambas de la Dirección de Obras Municipales) y Paulina Kaplán (de la oficina de Gestión Patrimonial) se permitieron dejar constancia en el libro de obras del palacio que lo que se estaba ejecutando en el último piso del edificio se ajustaba a los planos. Lo cual no era efectivo.

En resumen, los organismos técnicos encargados del cuidado de nuestros bienes culturales avalaron el proyecto que se materializaba de facto y que ahora pasará a ser de derecho.

La derrota para la Junta de Vecinos no fue total. Afortunadamente, el Consejo de Monumentos Nacionales no avaló la terraza y varias construcciones adicionales las que tuvieron que desaparecer para tranquilidad de los vecinos. Ello puede considerarse un logro de la acción emprendida por la Junta de Vecinos, además del efecto aleccionador para los futuros inversionistas que pensarán dos veces antes de actuar por las vías de hecho.

El fallo sobre las obras del Palacio Astoreca se organiza con gran fidelidad con la tradición jurisdiccional del país en el sentido de evitar como sea posible trabas a la inversión inmobiliaria y proteger la propiedad privada. Los tribunales tienen criterios severos cuando hay graves infracciones a las leyes (caso por ejemplo del Hotel en Sanatorio Marítimo de Viña del Mar), o cuya desidia sería imperdonable (caso Hotel del Vino que una casa se demolió) o cuando se trata de inversiones modestas que frenarlas no producirían un impacto en la economía.

http://www.elmartutino.cl/noticia/sociedad/palacio-astoreca-una-derrota-...

Añadir nuevo comentario