En septiembre 2021 este sitio deja de existir, respalden sus artículos favoritos antes.
En septiembre 2021 este sitio deja de existir, respalden sus artículos favoritos antes.

Pescadores de Taiji matan decenas de delfines

05/05/11 Después de Anunciar Suspensión de Caza Costera, Pescadores de Taiji Matan Decenas de Delfines

A pesar de encontrarse en una de las crisis económicas, ambientales y sociales más graves en su historia, el Gobierno Japonés continúa obstinado en mantener viva la caza de ballenas y delfines, una actividad que carece de apoyo tanto dentro como fuera de Japón y que amenaza la salud de los consumidores de productos de cetáceos.

05 de mayo de 2011 – A sólo un día que distintas agencias informativas notificaran que los pescadores de la ciudad de Taiji, conocida mundialmente por el documental The Cove, suspenderían la caza de ballenas durante la presente temporada, decenas dedelfines calderones (conocidos también como ballenas piloto) fueron brutalmente asesinados durante la madrugada del jueves, segun informó Scott West de la organización internacional Sea Shepherd.

A estas matanzas se suma la reciente reanudación de la denominada “caza científica” de ballenas en el Pacífico Norte el pasado 25 de abril, la cual contempla la captura de 60 ballenas minke en una zona donde coexisten dos poblaciones genéticamente distintas, una de las cuales se encuentra en peligro de extinción.

Las matanzas de ballenas, subsidiadas por el gobierno japonés, se realizan a pesar de la grave crisis económica, ambiental y social por la cual atraviesa el pueblo nipón tras el terremoto y tsunami que destruyó gran parte del país, y en momentos que el almacenaje de carne de ballena alcanza la histórica cifra record de seis mil toneladas. Este último hecho evidencia la escasa demanda del producto de parte de los consumidores japoneses y la nula necesidad de continuar con este tipo de matanzas que afectan negativamente la imagen internacional de Japón.

Por su parte la matanza de delfines calderones en Taiji se realiza a pesar que esta semana salió a la luz pública los resultados de un estudio científico que revela que los individuos de esta especie en el hemisferio norte contienen una pesada carga de contaminantes industriales que pueden tener graves impactos sobre la salud humana de quienes los consumen a corto y largo plazo. El estudio realizado por el médico, When Pal Weihe, evidenció que el consumo de carne y grasa de delfines calderón que son capturados anualmente en Islas Faroe impacta negativamente el sistema inmunológico, especialmente en los niños. También aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedad de Parkinson, diabetes, hipertensión y endurecimiento de las arterias.

A estos resultados se suman diversos estudios realizados por médicos japoneses durante los últimos años que alertan que el consumo de cetáceos capturados en Japón para el consumo humano constituye una amenaza para la salud de la población.

Fuente: HLN.BE, Nunatsiaq Online, Centro de Conservación Cetacea

www.ccc-chile.org
www.cerocazadeballenas.cl

Añadir nuevo comentario