por primera vez Cámara Marítima critica mall Barón

La confusión que existe en el tema portuario en la ciudad de Valparaíso no se debe a las organizaciones patrimonialistas ni urbanistas que hacen lo que les corresponde: luchar por el respeto a la historia de la ciudad. El problema es que la EPV, empresa estatal que administra el puerto, perdió la brújula privilegiando en su quehacer la promoción de proyectos inmobiliario-comerciales antes que el desarrollo de la actividad natural marítimo-portuaria. Alguien debe defender el puerto. Así piensa el vice-presidente ejecutivo de la Cámara Marítima, Rodolfo García, organización de las grandes empresas navieras del país, quien en el diario El Mercurio de Valparaíso del hoy afirma que quizá la causa de la confusión se haya producido "por el muelle Barón". 
La Cámara Marítima, por su silencio mantenido hasta ahora, se había transformado en el último aliado importante que le quedaba a la EPV en su idea de mezclar fines marítimo-portuarios y fines comerciales en la bahía. Los grandes empresarios marítimos se cansaron, aparentemente, de seguir dando cuerda a la EPV en su idea de división del puerto y la jibarización de las zonas de respaldo (Barón y la Poza). "El Zeal (almacenes extraportuarios) no reemplaza las áreas de respaldo que necesita el puerto al lado del espigón. Por eso este es un tema que se debió haber puesto arriba de la mesa oportunamente". 
Escojan, señores de la EPV, entre Barón o el muelle Prat para respaldo portuario. Las dos no se puede.

Añadir nuevo comentario