Publicación en el Mercurio de Valparaíso del 5 de agosto 2009