¿Qué está en juego en el tribunal de la Libre competencia?

La libre competencia forma parte del ADN del marco marco constitucional del país y no puede otra cosa que exigir al Estado, en este caso representado por la EPV, que promover una legítima competencia entre operadores de puertos a la hora de determinar quien se adjudicará la concesión del llamado Terminal Dos. Como lo ha machacado la Contraloría General de la República, no es compatible con la libre concurrencia de oferentes al mercado público al hecho que el Estado cree condiciones que debiliten la competencia artificialmente y, en definitiva, con o sin intención, actúen en favor de un operador específico. Pues bien, precisamente, esto es lo que ha pasado en la ciudad-Puerto con TPS. 

Dos son las ventajas más evidentes que posee TPS en relación con otros posibles competidores de la ampliación portuaria:
1. Uso preferente del llamado acceso Sur del Puerto. El gerente general de TPS, Francesco Schiaffino, nos informa ayer en el El Mercurio de Valparaíso: "Efectivamente el camino como está hoy es complejo para dos terminales. Nosotros tenemos la tranquilidad que tenemos la prioridad, lo que está dentro de un contrato. Ahora hay que aclarar que es preferencial porque este camino fue construido básicamente para eso, no se trata de sacar autos o prohibir el acceso a otros, es preferente pero no es exclusivo. En definitiva el camino no es nuestro, pero sí existe una cláusula".

2. Ampliación sin nueva licitación en 120 metros del sitio Nº3 operado por TPS, la que, como ha señalado la Fiscalía Nacional Económica, limita la maniobra del proyectado Terminal Dos.

Ambas ventajas no son naturales, sino creadas. Pero, además, hay otras dos ventajas que presumimos se están conversado entre bambalinas: La promesa a TPS de que Puerto Barón no perjudicará la actividad portuaria (leer El Mercurio de ayer) y la pretensión de transformación de la Poza del Muelle Prat en sitios de atraques que debió por cierto haber sido previamente auscultado en EPV.

Este traje a la medida, ¿es compatible con el juego de la libre competencia? Esto lo dilucidará el Tribunal de la libre Competencia en las próximas semanas.

Añadir nuevo comentario